Entrada destacada

La CiDH otorga medidas cautelares a Ángel Santiesteban-Prats y a su hijo menor de edad

otorgadas medidas cautelares a Angel Santiesteban Prats

Sigue leyendo

Matar el tiempo (II)

El preso común que pernocta cerca de mí, me comenta sobre su tío bueno, el enfermo mental que lo llevaba a pasear a la playa los domingos, o todos los días de las vacaciones escolares.

matar el tiempoEl compañero de celda me habla de la peor parte, según el punto de vista que se mire, pues tenía otro tío malo; ese nunca lo sacaba a ningún lado, salvo en contadas ocasiones que le ponía la mochila sobre su espalda y le ordenaba mantenerse alejado y no demostrar que lo conocía.

En el trayecto, se ocupaba de fijarse en los detalles para saber regresar solo.

Una vez que llegaban al lugar, su tío malo entraba a una casa o se acercaba a un grupo de hombres con los que siempre entablaba discusión exigiendo un pago no realizado, o viceversa, otro le encaraba dándole un plazo para saldar una deuda; pero en todas, comenzaba una riña en la que su tío malo aprovechaba el menor descuido para introducir la mano en su mochila y extraer la pistola con la que efectuaba varios disparos, y veía, como en las películas, caer al oponente cubierto de sangre.

Luego, su tío malo le depositaba la pistola en su mochila y le ordenaba regresar a la casa, lo que hacia sin su compañía. Una vez que entraba, su abuela preguntaba por su hijo, a la que le mentía diciéndole que se había quedado en la esquina. Entonces, escondía la pistola en la caja de zapatos acordada y comenzaba a llenarla de libretas, lápices y libros, porque a la mañana tendría que ir a la escuela.

Su tío malo llegaba en la madrugada, cuando su sobrino lo esperaba fingiendo que dormía. Su tío malo le introducía cinco pesos en el bolsillo de la mochila.

firma 3

Ángel Santiesteban-Prats

Prisión Unidad de Guardafronteras. La Habana. Febrero de 2015.

Raúl Castro, no patee en propia puerta

gran cárcel CubaHoy 28 de marzo de 2015, Ángel Santiesteban-Prats cumple 25 meses encarcelado por delitos que jamás cometió y que, precisamente por no haberlos cometido, no pueden ser demostrados. Además de que las pruebas de su inocencia sobran, en julio de 2014 su propio hijo declaró a medios internacionales que fue obligado a mentir para perjudicar a su padre. Sigue leyendo

Pen Club Alemán lee textos de autores en prisión

A pesar de todos sus esfuerzos, la dictadura de Raúl Castro no ha podido acallar el apoyo internacional que recibe cada día Ángel Santiesteban-Prats por parte de las organizaciones de escritores y artistas en muchas partes del mundo. En esta ocasión, como lo ha hecho ya otras veces, se trata del Pen Club de Alemania. Sigue leyendo

El sueño de lo posible

La intención clara y directa de esconderme en esta unidad de guardafronteras, no tiene otra respuesta que la de mantenerme alejado de toda comunicación con el exterior, pero sobre todo, un intento por evitar que reciba noticias de lo que sucede en cuanto a la realidad cubana, por ende, apagar la posibilidad de escribir los post.

aves libresMe trajeron para esta jaula, por la que  solo recibo un poco de sol que entra por las rejas del techo. A veces escucho el sonido de las aves y busco un lugar para mirarlas, para atraerlas, observarlas más de cerca: Sigue leyendo

Cambió la luz del semáforo hasta nuevo aviso

marionetasNo puedo evitar reír al ver a los funcionarios, periodistas y artistas apoyando el restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Y no es verlos ejerciendo su derecho a opinar lo que me cause gracia, sino es el ver tan evidente los hilos que mueven sus criterios. Son como títeres que se mueven al compás que decidan los gobernantes. Sigue leyendo

Dos disidencias, dos políticas

dos políticas, dos disidenciasPor primera vez en la historia del quebrantamiento contra la disidencia cubana por la policía política del régimen totalitario, se han trazado dos líneas de atropello: una suave y otra más severa. Sigue leyendo

En el paseo de las Damas de Blanco

DB Angel SantiestebanLas Damas de Blanco  pasean con una foto mía, exigiendo que me liberen. Es una inmensa contradicción que estas valientes mujeres, que reciben ultraje y abusos físicos todos los días del año y por todo el archipiélago, sean quienes con su aptitud política y pacífica griten sobre la injusticia judicial, lo que les agradeceré siempre; y esto sucede cuando próximamente se cumplen dos años de mi encarcelamiento, y de aquella horrible e injusta recogida de firmas por parte de las agraviadas mujeres de la UNEAC, que por mandato de la Seguridad del Estado, fueron convocadas, ultrajadas también, a realizar. Sigue leyendo