Consulta médica

–A VER, MI Amorcito.., tú sabes para qué tu mamá te trajo a la consulta?
–Sí, doctora –responde el niño decidido.
–Entonces dímelo.
–Porque me acuesto a dormir con los zapatos puestos.
–¿Y por qué lo haces?
Mueve los hombros y mira hacia la puerta para asegurarse de que están solos; exactamente de que su madre no los espía.
–¿Me vas a responder o no?
–Es que no se lo he dicho a nadie.
–¿Ni a tu mamá?
Niega con la cabeza.
–A ver, dímelo a mí y te prometo que no se lo diré a nadie.
–Doctora, es que mi papá se fue de la casa.
–Sí, ya lo sé y después hablaremos de eso si tú quieres. Pero me cuentas el problema de los zapatos o no?
–¿No se lo dirá a mi mamá?
–Te prometo que no.
–Es que mi papá antes de salir por última vez de mi casa, se me acercó al oído y me dijo que vendría a buscarme. Y doctora, yo me demoro mucho abrochándome los zapatos.

Ángel Santiesteban-Prats

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s