Diario en la cárcel XI: A. Santiesteban: “Me niego a ser llevado al hospital militar Salvador Allende”

Nota del editor

Acabo de recibir vía telefónica este mensaje de Ángel Santiesteban-Prats en el que informa que quieren llevarlo al hospital militar Salvador Allende en contra de su propia voluntad. Hago público este comunicado ahora mismo a la espera de saber cuál ha sido la respuesta de quien debía transportarlo.
Espero tener más información en los próximos minutos.

———–

Nunca he sido partidario de la noticia amarillista ni sensacionalista, por eso había preferido callar hasta ahora, que las circunstancias ameritan saber.

A los 10 días de encontrarme encarcelado comenzaron a aparecer en mi rostro algunas manchas oscuras, que solo tomé en cuenta cuando me apareció otra en el brazo. Asistí a la consulta del médico del penal el cual me hizo asistir a la consulta del dermatólogo, este me dio turno para el siguiente día en el salón de cirugía, donde se me aplicó una sustancia en las manchas causando el efecto de quemadura, según me explicó el especialista es el procedimiento para este tipo de cáncer de piel que suele aparecer en las personas de piel blanca después de los 40 años. Días después las postillas fueron cayendo hasta dejar en la zona de lesión un color rosado.

Hoy 5 de abril, fui mandado a buscar desde el puesto médico para informarme que sería trasladado al hospital Salvador Allende para un chequeo de salud, particularmente para estas manchas que fueron tratadas. Me negué de plano, no asistiré a ningún espacio militar de salud y mi posición es firme.

También se me informó que Antonio Rodiles no puede volver a visitarme, como ha hecho en las dos visitas anteriores. Al preguntar la razón dijeron que no es familiar ni un amigo que ideológicamente me haga una “aportación positiva en cuanto al proceso revolucionario”. Les hice saber que yo estaba aquí precisamente por mis ideas que coinciden con las de Rodiles, y el oficial levantó los hombros, ese gesto que se infiere que son “órdenes de arriba”, y donde manda General no manda Capitán.

Ahora estoy a la espera que llegue el que conduce para hospitalizarme. Desconozco qué sucederá ante mi negativa de no acompañarle y cuál será su reacción.

cropped-firma.png

Ángel Santiesteban-Prats

Prisión La Lima, Guanabacoa 1:00 pm.

5 de abril del 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s