Diario en la cárcel XLIV (de un preso aislado). Otra vida que se apaga en la 1580

Ángel Santiesteban permanece ya no solo preso, sino también secuestrado e incomunicado en manos de las fuerzas represivas de la dictadura castrista, que ya no sabe cómo enseñarle al mundo cómo viola sistemáticamente la legalidad dentro de la Isla, cómo viola los derechos civiles y políticos, humilla y pauperiza al pueblo cubano que los soporta por más de medio siglo, cómo burla todos los tratados internacionales, todos los pactos, todos los protocolos. Y por todo esto, la premian estrechándole la mano, firmándole tratados comerciales, otorgándole la presidencia de la CELAC.  Mientras tanto, son unos 120 presos políticos como Ángel, los que permanecen enjaulados a merced de los asesinos a sueldo del dictador Raúl Castro.

Los que están encerrados son los que no han podido chantajear, doblegar ni atemorizar.

Este post, que Ángel me envió unos días antes de ser “secuestrado” y confinado al asentamiento militar, donde lo mantienen en absoluto aislamiento, es la prueba más contundente de que le venían preparando un castigo mayor tras haberse negado el 4 de julio a aceptar, en la última visita que recibió de la Seguridad del Estado, la “libertad” a cambio de renunciar a su posición política.

La Editora

Asiduo inquilino de la celda de castigo

Siendo coherente con la verdadera razón por la que me encuentro encarcelado, que son mis ideales, mis ansias de ver libre mi país, mi anhelo porque el sueño de José Martí se cumpla de una vez y por todas, y disfrutar de un sistema democrático, donde el pueblo realmente tome las decisiones, y el Presidente solo sea la persona elegida para alcanzar ese deseo de los cubanos; y no por el cobarde y mal montado teatro que el gobierno ha querido hacer creer al mundo, del cual no he sido el primero ni el último en sufrirlo, mi deber es denunciar las arbitrariedades y violaciones de los Derechos Humanos que se cometen en el sistema carcelario de la Isla.

Mientras ese sueño llega, debemos primero terminar con la pesadilla que nos imponen los hermanos Castro.

Han hecho una costumbre ponerme en la celda de castigo, ellos siempre encuentran una “razón”, ya ni siquiera mi familia se entera porque me liberan el jueves antes de las 13 que me dan los tres minutos semanales de teléfono que el régimen otorga. Entonces, mientras estoy en celda, aprovecho para entrevistar a los otros castigados, y así es la manera de saber lo que ocurre en el penal.

Como ya sé su juego, cuando necesito permanecer en la celda, provoco una de las “indisciplinas” que castigan, como decir “abajo la dictadura”, entre otras verdades, en el momento del recuento, y me trasladan allí.

Ahí pude conversar con un joven golpeado por quedarse dormido en el comedor, pude verlo pasar cuando lo llevaron a ver al médico, literalmente su rostro asemejaba al de un monstruo.

También supe de un recluso que lleva 23 años de encarcelamiento , su nombre es Miguel Veloz Vento, de 48 años. Fue sancionado por acusar a un policía de corrupción en el municipio del Mariel, y lo cierto es que el oficial, la fiscal y el juez, luego de conversar en la oficina de este último, cambiaron el orden jurídico, y el acusador, pasó a ser acusado, con petición de seis años, allí en el acto oral lo supo, y le impusieron a una inexperta abogada de oficio, que intimidaron y cedió a la presión del juez.

En estos momentos, Miguel Veloz, tiene la vida comprometida por su huelga de hambre. Cuando esté en estado de gravedad, lo llevarán para la sala especial que han montado para esas protestas, en la prisión del Combinado del Este, y allí verá apagar su luz, sin que el mundo sepa que es otro de los muchos que mueren en aquel lugar.

Ahora solo resta rezar por Miguel, pero si los humanos nos uniéramos, además de en la oración, en un grito porque cese la dictadura, entonces si será un gran homenaje a esos que anónimamente mueren en el régimen totalitario de los hermanos Castro: ¡Abajo la dictadura!

cropped-firma-2.png

Ángel Santiesteban Prats

Prisión 1580. Julio de 2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s