Diario en la cárcel LXVI. Cuba en el Consejo de DDHH: Cómo exigir lo que no cumple

El tiro por la culata

Que Cuba, China y Rusia hayan sido elegidas para el Consejo de Derechos Humanos de la ONU podría parecer un chiste si no fuera un tema tan serio para el mundo y, en especial, para ese organismo internacional.

grp_dissidents UNFoto crédito de UN Watch.  UN Watch y Human Rights Foundation llevaron a disidentes famosos a declarar en la sede de la ONU el pasado unes 04 de noviembre sobre el estado de los derechos humanos en sus respectivos países. De Izquierda a derecha: el disidente chino Yang Jianli , la disidente cubana Rosa Maria Paya , el disidente saudí Ali Al- Ahmed , el director ejecutivo de UN Watch, Hillel Neuer , el disidente chino Chen Guangcheng , el presidente de HRF, Thor Halvorssen , y el disidente ruso Masha Gessen.

Para aquellos que sufrimos directamente las violaciones de nuestros derechos sería lógico que nos despierte indignación, pero dando un voto de confianza y analizando la posible estrategia, sobre todo con Cuba que no ha firmado los Pactos, es como una invitación obligada a sumarse a la democratización inaplazable de este siglo XXI.

Quizá se pueda usar ese refrán de “Dios cuide a mis amigos, que de mis enemigos me encargo yo y de tenerlos cerca”, porque ahora Cuba estará más visualizada y se podrán advertir sus movimientos, entiéndase “violaciones de los derechos individuales”, donde el régimen gobernante compite por los primeros lugares a nivel mundial.

Nos llama la atención la manera en que los medios de comunicación nacional de Cuba han propagado la noticia: lo han hecho de modo somero y luctuoso, y no con el alarde que acostumbran en sus pírricas victorias. ¿Es probable que teman que los cubanos se sientan con derechos y exijan lo que les toca por derecho propio?; por lo tanto, mientras menos sepan, mejor. Suponemos que a estas alturas la pregunta que se estará haciendo el mandatario Raúl Castro es cómo exigir lo que no cumple. ¿Cómo pedirá respeto y colaboración si es campeón de esas violaciones a través de décadas? ¿Qué ejemplo podrá dar y demandar a los demás países de lo que no practica?

Cumplir con la ONU sería dejar de ser una dictadura, y los hermanos Castro aún no están convencidos de que puedan prescindir del poder totalitario, como les gusta y han ejercido por más de medio siglo.

Esperemos que la elección haya sido una sabia astucia diplomática por parte de la ONU, y que conmine a Cuba a firmar los Pactos, aplazados por más de cinco años, ya que ese puesto los obliga moralmente a respetar lo que a partir de ahora, deberá custodiar para que se reverencie. Al menos yo lo creeré después de verlo.

cropped-firma-2.png

Ángel Santiesteban-Prats

Prisión asentamiento de Lawton. Noviembre de 2013

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s