Diario en la cárcel LXX. Madurando a Maduro en versión Raúl Castro

Ahora que el Presidente de Venezuela ha asaltado los comercios en su versión libre de “Robin Hood”, con la errada y desesperada idea de echarse a los pobres en el bolsillo, mientras para otros escenifica la fiel versión de “Alí Babá y sus cuarenta ladrones”, el mandatario cubano Raúl Castro debería imitarlo y asaltarse a sí mismo y rebajar los precios inaccesibles que él comercializa para su pueblo empobrecido.

Miseria 13                       Miseria 15                      racionamiento

Las tiendas recaudadoras de divisas solo pueden ser visitadas por aquellos cubanos que reciben remesas desde el exterior, o por los nacionales que sobreviven de la usura en la bolsa negra, la mayoría substrayendo lo que sea posible de sus centros laborales. El salario medio del trabajador de a pie es de 450 MN, lo que al convertirlo serían 18 CUC. Un televisor chino “Panda” es ofertado en la red nacional por 300 CUC, es decir, que ese trabajador promedio necesita cerca de diecisiete sueldos para adquirirlo, cuando el costo, según me confiesa en secreto una funcionaria de la comercializadora Copextel, no sobrepasa los 8 dólares por unidad, lo que convierte la ganancia neta cerca de 38 veces.

Por supuesto, todo este “sueño feliz” para el explotado trabajador cubano, podría realizarse si logra subsistir en ese casi año y medio sin comer, ni asearse ni vestirse, sin electricidad ni agua, y Dios lo ampare si posee esposa e hijo. Por eso, un chiste muy común entre los trabajadores es  “ellos fingen que te pagan, nosotros fingimos que trabajamos”.

televisor atecFoto: Pablo Morales Marchán/ Hablemos Press

Hace años conversé con un extranjero que se había interesado por importar alimentos a Cuba. Lo primero que descubrió fue que al Gobierno no le importaba ofrecerle al pueblo un mejor precio, solo se ocupaba de cuantificar sus ganancias. Le alarmaba el 2.40 centavos de dólar que se vendía el pomo de aceite de baja calidad a la población. Ofrecía al país un negocio del cual no podría rehusarse, por ejemplo: el pomo de aceite de girasol lo entregaba en oscilación entre 9 centavos de dólar y 11 por unidad, costo que incluía el transporte hasta el puerto del país, menos del entre 12 y 14 con que lo importaban en ese momento, sin sumar el funcionario que salía al exterior y le entregaban su dieta diaria, transporte aéreo, hospedaje, gastos de representación, etcétera. A pesar de su buena oferta, fue rechazado. Luego de hacer confianza con los funcionarios, le explicaron  -entre invitaciones a restaurantes y whiskys- que en la salida del país estaba su beneficio, pues recibían comisiones de los capitalistas a los cuales les garantizaban la compra.

Un país guiado por un lobo, obligadamente lo convierte en una manada de lobos. “Una casa de locos jamás podría organizarse”, me dijo el extranjero y nunca más se interesó en regresar.

FidelCastro refinamiento                       che                      raul castro alcohol     raulcastroexecutes                       raul castro sierra maestra                       camilo raul

Lo peor es que tenía razón.

cropped-firma-2.png

Ángel Santiesteban-Prats

Prisión asentamiento de Lawton. Noviembre de 2013

Anuncios

Un pensamiento en “Diario en la cárcel LXX. Madurando a Maduro en versión Raúl Castro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s