Raúl Castro siente la seda de los guantes blancos de Obama

obama raul castro(captura de video)

Estoy seguro de que para el presidente estadounidense Barack Obama, el haber saludado al dictador cubano, debió ser embarazoso, pero no dejo de reconocer que fue una actitud valiente: el cruzar delicado de los guantes blancos en el rostro del adversario. Lo contrario hubiera dejado mucho que desear, algo infantil; además, el mensaje que luego dejó en sus palabras el presidente Obama, de que algunos mandatarios decían ofrecer tributo a Mandela, y rechazaban la disidencia en sus propios países, fue el broche de oro que culminó la secuencia delicada y, a la vez brutal, de su saludo.

castro obama

El hecho me ha llegado como una jugada ajedrecística de la diplomacia, y el gesto pasará a la historia positivamente. Recuerdo una persona que tenía una antología sobre las “cachetadas con guantes blancos”. sin duda, ésta la sumará a su selección. Y reafirma que existen contactos entre ambos gobiernos para solucionar algunos conflictos particulares, como el encarcelamiento de Alan Gross.

Son tiempos de diálogos -observen lo que ocurre en Irán, Siria, y recientemente en Ucrania- se está imponiendo otro orden lógico a los tiempos. Ojalá que el mandatario cubano se inserte en esta invitación que le ha hecho el presidente Obama. Es una oportunidad única para que ocurra una llamada telefónica, y luego acciones que determinen una voluntad democrática, como el cese de las agresiones a las Damas de Blanco, las detenciones y golpizas a los miembros de la UNPACU, y la libre determinación de programar sin asedio las actividades de Estado de Sats. Seguido por la liberación de Sonia Garro, su esposo Ramón Muñoz, y el centenar de opositores que aguardan en sus cárceles. El dictador Raúl Castro lo puede lograr todo con el solo gesto de levantar su teléfono.

Es un momento único que con seguridad no aprovechará, porque no ha sido en balde el empecinamiento de su hermano y ahora él, de hundir a este país en la miseria, una sociedad que ha perdido sus valores y el amor de pertenencia al país. No obstante, quien brilló en el encuentro fue el representante norteamericano. Para el no hay que pedir un voto de confianza, su proceder lo antecede.

Aunque a veces las circunstancias nos inspiren ser extremistas, hay que reposar, pensar con frialdad y no dejarse llevar por las emociones. Más que un apretón de manos, fue la “garra del oso” que presentó la felpa de su cubierta, y la aridez de sus pezuñas.

cropped-firma-2.png

Ángel Santiesteban-Prats

Prisión asentamiento de Lawton. Diciembre de 2013

Anuncios

Un pensamiento en “Raúl Castro siente la seda de los guantes blancos de Obama

  1. Olga

    Estoy totalmente de acuerdo con el enfoque de este comentario, lastima que la comunidad de mis amados hermanos de Miami, – en numero aun preocupante, pues no se deciden a evolucionar al respecto – solo saben de rechazos…………… no interpretaron bien este gesto del Presidente norteamericano, el rencor les ciega para poder apreciar la lectura exacta de este momento…………..

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s