La paranoia de la oposición

En la disidencia cubana el nerviosismo es que un espía de la Seguridad del Estado nos aceche. Ese temor constante acompaña a los activistas de los Derechos Humanos, como si no fuera suficiente ocuparse de soportar y sanar las golpizas, encierros en calabozos pútridos con maleantes de toda calaña, y de la tortura psicológica, para agregar vigilar a los que nos rodean y cubrir de recelo a cada uno de los que se nos acercan.

Esa desconfianza entre la disidencia es el mejor trabajo de la contrainteligencia para crear divisiones, resquemores y miedos.

De una forma u otra, ¿quién dentro de la oposición no ha sido tildado de “agente”? De hecho, se ha convertido en el mayor pasatiempo de sus integrantes, hasta hacer que la frase “me resulta sospechoso”, sea un lugar común.

espias chivatos por todas partes

El terror a ser traicionado es una enfermedad que cala profundo y la lista de los desconfiados, en muchas ocasiones, pasan a formar parte la propia familia; o desde internet, algún comentario sin rostro, se ocupa de dejar caer la desidia. Y desde entonces la remota posibilidad comienza a correr como una bola de nieve. Es de suponer que quienes siembran esas sospechas sin respaldo que abale o pruebe, cumple en rigor con el pacto del “diablo”, entiéndase, por supuesto, la dictadura; o persiguen eliminar un ascenso dentro de las filas no conveniente para sus ambiciones personales.

Por supuesto, algunos alucinan, no advierten que la codicia a veces los convierte en sabuesos del totalitarismo, hasta a veces, en cómplices sin desearlo, y en enemigo de sí mismos y de nuestros sueños democráticos. En el futuro, cualquier realidad será mejor que la actual, por muchas pugnas de poder que existan. Ese es mi aliciente. Supongo que formar parte de la democracia es aceptar esos intereses encontrados, y habrá que soportarlos por desagradable que nos resulte. Pero aún no es el momento. Hay que estar apretados, para que al viento que arrecia le seamos más difíciles de estremecer.

En mi práctica personal, en cuanto a la sospecha de informantes, lo resolví hace mucho con la mayor naturalidad. Dejé de ocuparme de los delatores. Simplemente acepté que ellos hagan su labor que yo continuaré con la mía. Llegué a la conclusión que no tengo nada que ocultar. Las golpizas y calabozos que he recibido han sido por manifestarme y las críticas contra su gobierno en el blog; por lo tanto, infiero que me torturan para que me calle, me autocensure, por lo que mi pensamiento es de conocimiento público. En este caso, como en la mayoría de los opositores, los “chivatos” no informan más que planes de reuniones, posibles manifestaciones, lo que en esos casos nos lleva a ser selectivos a quién invitar para poder lograrlo; pero lo demás, todo está dicho: queremos libertad plena para elegir el gobernante más votado en elecciones participativas, y luego para criticarlo si no cumple con sus obligaciones y propuestas de campaña.

¡Basta de dictadura!

cropped-firma-2.png

Ángel Santiesteban-Prats

Prisión asentamiento de Lawton. Enero de 2014

Anuncios

Un pensamiento en “La paranoia de la oposición

  1. Catalina Cueva

    Ese miedo es el que no deja que muchas mas personas se manifiesten libremente, por miedo, no solo por el o ella, sino por toda la familia que ve ha estar vigilada, seguida, golpeada.
    El futuro no es incierto, sera claro, lo unico que esos que toturaron, mataron, no lleguen a desear estar en la politica activa, por eso es bueno las denuncias, para conocer sus nombres, y que sus espiritus represores, no lleguen a gobernar..
    Los mejores hijos de esta Cuba actual, seran los encargados de llevarla hacia adelante.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s