“Lógica” castrista: tapar una injusticia haciéndola mayor

Ni justos ni pecadores

El asentamiento donde me encuentro recluido es un gran ejemplo del trabajo esclavo de la dictadura de los hermanos Castro.

Los presos son levantados a las cinco de la mañana, y los mantienen con sobre marcha hasta las doce de la noche, o quizá más, según la urgencia que necesiten la obra. La alimentación, además de ser escasa, mal procesada y a veces descompuesta. Picadillos ácidos, pollos verdes por la falta de frío, y contadas las veces, panes viejos. El huevo, arroz y sopa desabrida e incolora, es el menú constante. Esos presos soportan la larga marcha porque les ofrecen la posibilidad de visitar su familia cada veintisiete días por setenta y dos horas. De un pase a otro, además, soportan los maltratos y los acostumbrados chantajes de que pudieran perder el pase si no cumplen su trabajo en el tiempo exigido.

En mí caso, como no colaboro con la reeducación, mi pase reglamentario por mi sanción es cada sesenta días. La Seguridad del Estado me ha suspendido los últimos pases. No me quieren inmerso en la sociedad civil, les significo un gran peligro. No por gusto me construyeron un delito.

Realmente, como les hice saber al mayor Cobas y demás represores que lo acompañaban, “no podrán lastimar mis ideas de ninguna manera”. Cuando preferí venir preso ante la posibilidad de emigrar en una lancha hacia Miami, fue porque me sentía fortalecido para la experiencia que me esperaba. Lo peor de los sicarios es que su injusticia es sin límites, y para justificar mi no salida, le han retirado el pase a esas manos baratas que mantienen cautivas, sin importarles la sumisión extrema, que aceptan a tiempo completo.

Para tapar la injusticia cometida contra mí, la han hecho mayor. Habría que descifrar cuál es la verdadera intención que persiguen, quizá sea provocar animadversión de esos reclusos en mí contra y en su momento genere alguna venganza al verme como el culpable de sus castigos. Solo me resta esperar sus reacciones. La dictadura acecha, solo les interesa mantener el poder de clan dinástico de los hermanos Castro. Lo cierto es que nada provoca que me amilane. Sus abusos redoblan mis fuerzas.

firma 2

Ángel Santiesteban-Prats

Prisión asentamiento de Lawton. Febrero de 2014

Para que Amnistía Internacional declare prisionero de conciencia al disidente cubano Angel Santiesteban

Angel Santiesteban en prisión de Lawton La Habana

Para firmar la petición siga el link:

https://secure.avaaz.org/es/petition/Para_que_Amnistia_Internacional_declare_prisionero_de_conciencia_al_disidente_cubano_Angel_Santiesteban/?fbss

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s