S.O.S.: Continúan acosando a Ángel Satiesteban en la prisión

A la dictadura no le basta mi encarcelamiento

El amanecer del pasado, veintidós de marzo, los presos, una vez más, fuimos despertado por las botas de los esbirros para otro procedimiento de requisa. Varios oficiales, dirigidos otra vez por el Mayor Cobas, nos desalojaron de la barraca con la intención de alejarnos de nuestras pertenencias. Me opuse y pedí permanecer presenciando mientras revisaban mi propiedad, lo que me fue negado por el mismoCobas.  Advertí que no me hacía responsable de lo que pudieran encontrar sin estar presente. El oficial persistió en que me alejara.

Como ha sucedido siempre, el único interés era yo aunque revisaran a los demás. Alrededor de mi cama se aglomeraba la mayoría, buscando entre libros, leyendo cada papel de los muchos que poseo, e iban apartando los que encontraban “interesantes”, siempre noticias que me hacen llegar sobre la realidad nacional e internacional, y que generalmente distan y difieren de las censuradas por el gobierno y autorizadas en sus medios oficiales. Leyeron también las contraportadas de los libros para ejercer la mirada de policía política y, como en ocasiones anteriores, llevárselos.

Al final solo decomisaron documentos personales, noticias impresas, dos CDs, uno con las imágenes del “testigo” falso que me preparó la Fiscalía en complicidad con la policía y la demandante cuando llegaron a pedir para mí cincuenta y cuatro años de cárcel,y luego, gracias a estas imágenes, tuvieron que desistir. Se llevaron también otro CD, con el triste documental “Gusanos”, que versa sobre la acción fascista del gobierno contra Estado de Sats. Supongo que si a esos oficiales les queda una ínfimo resquicio de vergüenza y humanidad, sentirán pena.

Lo alarmante es que me enseñaron un instrumento parecido a un destornillador, que puede usarse como punzón, y que aseguraron encontrar dentro de un maletín oscuro que poseo. Aseguré que no me pertenecía, y el oficial que dijo encontrarlo, mintió descaradamente y corroboró que era cierto. Un preso interrumpió para aclarar que era de su propiedad, pues se trataba de una aguja de zapatero, y con ella cosía las botas de trabajo,  entonces se alejaron riéndose con cinismo absoluto.

No es secreto que buscan desesperadamente complicarme aún más y agregar algún delito, para, como en ocasiones anteriores, suprimirme otra vez el pase como lo tiene estipulado el Código Penal para los sancionados a un máximo de cinco años. O una venganza tangible por la “Segunda Carta Abierta a Raúl Castro”, que le dediqué el pasado veintiocho de febrero al cumplir un “Año” en injusto encarcelamiento.

Como siempre, algo traman, y como siempre también, no encontrarán en mí ni un ápice para cederles a su constante tortura por el “Delito” de pensar “DIFERENTE”.

firma 3

Ángel Santiesteban-Prats

Prisión asentamiento de Lawton. Marzo de 2014

Para que Amnistía Internacional declare prisionero de conciencia al disidente cubano Angel Santiesteban
Angel Minit LawtonPara firmar la petición siga el link:
https://secure.avaaz.org/es/petition/Para_que_Amnistia_Internacional_declare_prisionero_de_conciencia_al_disidente_cubano_Angel_Santiesteban/?fbss
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s