El “héroe” que no encontró la puerta

Una gran verdad en el VIII Congreso de la UNEAC

miguel barnet reelegido en la uneac

Hay que reconocer cuando con los que se disiente dicen una verdad, no queda otra que -practicando la honestidad- aceptar lo acertados que han estado. Y por ello debo reconocer que sí, que “La UNEAC es el Moncada de la cultura”*. Más exacto imposible, pues bien sabemos el fracaso político, humano, logístico y de liderazgo que significó el ataque al fuerte en aquel lejano 1953, cuando el inmaduro y terriblemente suspicaz Fidel Castro, citó en Santiago de Cuba al grupo escogido para practicar el tiro. Sin armamento capaz de enfrentar al ejército ni la preparación adecuada, los envió a una muerte segura.

¿Cómo es posible que los intelectuales finjan no reconocer la cobardía de Fidel Castro, quien -a pesar de haber estudiado en esa ciudad y de haber planificado el asalto- no encontró el acceso al cuartel, cuando los que jamás habían estado en el lugar, sí lograron llegar al interior de sus muros?

Provoca ira ver aquel documental donde Fidel Castro, sobre un auto de la época, explica cómo fue que no lo encontró, y sin embargo explica cómo los autos que iban delante y detrás del suyo, lograron introducirse en aquella guarnición, cuya entrada es de un tamaño tal que podría encontrarla hasta un ciego, pero ya sabemos que no hay uno peor que el que no quiere ver.

Esa no fue su única equivocación. Sabemos que en toda la lucha del ejército rebelde, nunca sostuvo un combate, y así se lo aconsejó a Raúl Castro, quien delante de sus compañeros, en pleno combate, lo abandonaba para aparecer días después, cuando ya estaba tomada la plaza. Fidel Castro no solo no encontró la entrada, sino que tampoco pudo guiarse por los disparos en aquel amanecer, ni dirigirse a otros puntos de combate; al contrario, se mantuvo agazapado esperando el resultado, y cuando comprendió que sus soldados estaban muertos o aprehendidos, buscó resguardar su vida, se introdujo dentro de un hueco para, finalmente, entregarse a través de la Iglesia Católica (a la que nunca agradeció que lo salvara), y quedar como héroe del combate.

Ciertamente, visto desde el fracaso, única manera de entender lo sucedido, se puede asegurar, según el presidente de la institución, Miguel Barnet, que “la UNEAC es el Moncada de la cultura”.  Nunca más acertado.

firma 3

Ángel Santiesteban-Prats

Prisión asentamiento de Lawton. Abril de 2014

* Ángel Santisteban se refiere al discurso pronunciado por Miguel Barnet en la apertura del VIII Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para que Amnistía Internacional declare prisionero de conciencia al disidente cubano Angel Santiesteban

Angel Minit Lawton

Para firmar la petición siga el link:

https://secure.avaaz.org/es/petition/Para_que_Amnistia_Internacional_declare_prisionero_de_conciencia_al_disidente_cubano_Angel_Santiesteban/?fbss

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s