Leopoldo López y Ángel Santiesteban: dos vidas y un destino

Angel Santiesteban Leopoldo López presos politicos Cuba Venezuela

Si nos paramos a observar por un instante a Leopoldo López y a Ángel Santiesteban-Prats, vemos dos tipos físicos muy diferentes. Uno muy delgado, el otro robusto. Uno es político, el otro escritor. Uno es venezolano, otro cubano; ambos son padres de una niña y un niño. Ambos comparten el mismo don: un gran carisma acompañado de una enorme generosidad, y el deseo de cambiar la dura realidad de sus países: Leopoldo, desde su activa participación en la vida política, y Ángel, a través de su opinión ciudadana mediante sus libros y escritos, con el filo de la palabra verdad. Más allá de las similitudes y diferencias, paracen cortados por la misma tijera. Cuesta encontrar hombres con tal temple para atreverse a decirle a ambos dictadores -cubano y venezolano- las cosas por su nombre y directamente, sin eufemismos. Ángel y Leopoldo lo hicieron y lo hacen. Por eso, ambos comparten –también- la terrible situación de ser presos políticos de esos regímenes emparentados por la codicia y la maldad de sus gobernantes.

Esta semana, Leopoldo ha sido víctima de una requisa violenta, al igual que Daniel Ceballos y Enzo Scarano, alcaldes de la oposición destituidos y apresados por designios del poder político, utilizando a su “brazo armado”: la justicia corrupta y vendida.

Cuando leemos las noticias de lo que sucede en Venezuela, tenemos que asegurarnos de estar leyendo noticias de Venezuela, porque –realmente- parecen calcadas de las noticias que nos traen los periodistas independientes desde Cuba.

Esta semana, Ángel Santiesteban ha sido trasladado de manera ilegal desde la prisión en que se encontraba, un asentamiento militar en Lawton, Habana. Hoy es el sexto día de angustia y desesperación sin tener ninguna noticia. Esta semana también hemos sabido cómo recrudece la violencia contra los opositores venezolanos y como, no estando felices con tenerlos encerrados, disfrutan castigándolos con el mismo sadismo que el régimen castrista.

Ángel ya expresó su solidaridad a Leopoldo López en una carta abierta; hoy Ángel está en paradero desconocido y aislado, seguramente torturado, y está ajeno a lo que está pasando ahora mismo Leopoldo. Pero conociendo perfectamente el sentir de Ángel, desde aquí le envío toda la solidaridad en su nombre y en el mío propio, porque sé que de conocer el duro trance que está pasando, así lo habría hecho en un nuevo post.

Y por supuesto, nuestro cariño a Lilian Tintori y sus niños. Ella –como las dignas Damas de Blanco cubanas- enaltece la palabra amor.

Comparto aquí la valiente carta que envió Leopoldo a sus compatriotas. En ella se puede ver como –al igual que Ángel- el régimen de Maduro no hace sino fortalecerlo. Sin lugar a dudas, mientras existan hombres así, la libertad y la paz de Venezuela y Cuba llegarán muy pronto.

La Editora

———————————————————————————————

Yo acuso a la dictadura venezolana

He sido un perseguido político del régimen chavista por más de 10 años. Más de 20 expedientes, juicios políticos, intentos de homicidios debidamente denunciados y nunca resueltos, asesinato moral por parte de los medios de comunicación del Estado y dos inhabilitaciones políticas, a pesar de haber obtenido una sentencia favorable de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos por la violación a mis derechos a la defensa y a la participación política.

Durante más de un año, a partir de enero del 2013, Nicolás Maduro expresó públicamente, incluso en cadenas nacionales de radio y televisión, su deseo de meterme preso por las opiniones emitidas en contra de su Gobierno. Fue en ese contexto de persecución permanente y de amenaza explícita por parte de Maduro que se emitió una orden de captura en mi contra el 12 de febrero del presente año.

Estoy preso por haber denunciado al Estado venezolano como corrupto, ineficiente, represor y antidemocrático. Estoy preso por haber denunciado a viva voz que en Venezuela no hay democracia, que los poderes públicos han sido secuestrados por una élite corrupta, ineficiente y antidemocrática responsable de la grave crisis social, económica y política que hoy sufrimos todos los venezolanos. Estoy preso por haber denunciado que en Venezuela vivimos en dictadura. Estoy preso por haber propuesto un cambio profundo que pasa por la sustitución de quienes están a cargo de todos los poderes públicos. Estoy preso por haber solicitado la renuncia o la sustitución por la vía constitucional de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela.

Estoy preso por haber hecho un llamado al pueblo venezolano a salir a la calle a protestar, haciendo uso de nuestro derecho histórico y constitucional a la protesta, hasta lograr un cambio político que garantice la paz, el bienestar y el progreso para todos los venezolanos. Estoy preso por haber expuesto ideas, opiniones y propuestas que hoy comparten la mayoría de los venezolanos, que desde la indignación piden un cambio profundo que permita enrumbar a la nación.

Estoy preso físicamente, me tienen aislado y con restricción severa a visitas, pero ni ahora ni nunca podrán encarcelar mi absoluta convicción de que tenemos el derecho y el deber de luchar para conquistar la democracia y la libertad para Venezuela. Gracias a Dios no estoy solo en estas ideas, somos millones, somos mayoría los que estamos dispuestos a luchar por un cambio hacia la democracia. Podrán encarcelarme a mí y a miles más pero nunca podrán encarcelar el espíritu de lucha que con los jóvenes en la vanguardia, hoy recorre la calle de los pueblos, barrios y ciudades de todoel país. Ya Venezuela decidió cambiar,por tanto mi encarcelamiento y el de muchos otros no es sino la cara de una dictadura cada día más débil y con menos apoyo popular, que pretende mantenerse en el poder reprimiendo, silenciando las voces críticas y criminalizando la protesta.

La acusación en mi contra, fundamentada en varios discursos que hice entre el 23 de enero y el 12 de febrero, tiene como mejor defensa los propios discursos, leídos o vistos desde su inicio a fin, sin edición ni manipulación alguna. En esos discursos, basado en un análisis crítico de la actual crisis, propuse una salida, un cambio político definitivo, activado desde la calle con acciones no violentas y materializado mediante la convocatoria popular a una de las cuatro alternativas que ofrece la Constitución para producir un cambio de gobierno.

El 23 de enero hicimos un llamado al alzamiento de nuestra conciencia, al alzamiento del espíritu optimista del pueblo venezolano, convencidos de que si podemos tener una mejor Venezuela. Un llamado a salir a la calle hecho en elaniversario del 23 de enero de 1958, celebrado por gobierno y oposición, fecha en la que el pueblo venezolano se alzó contrala dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Ese día convocamos a la celebración, el día 2 de febrero, de Asambleas Populares en toda Venezuela para debatir las opciones a la salida de la crisis social, económica y política que vivimos.

El 2 de febrero se realizaron centenares de asambleas en toda Venezuela, unas grandes, otras menos, unas en plazas, otras en casas o calles. En esas asambleas participaron distintas organizaciones, personas y partidos con distintas propuestas. La conclusión fue asumir el compromiso de protestar pacíficamente en la calle por un mejor país, fijándose el 12 de febrero como la fecha para realizar las primeras manifestaciones.

En esa oportunidad dije: “Estas luchas, hermanas, hermanos, tienen que tener una conducción y una metodología clara, basada en la no violencia. La no violencia ha sido el método de lucha más eficaz que se ha inventado por los pueblos oprimidos. La no violencia no significa pasividad, la no violencia no significa agachar la cabeza, la no violencia no significa retroceder. La no violencia es no tener miedo, significa desafiar, la no violencia significa estar en las calles, la no violencia significa tener un estado de consciencia en donde no permitimos que nos manipulen.”

El día 12 de febrero, tal como habíamos convocado, miles de personas salieron a las calles en toda Venezuela. En Caracas, la manifestación comenzó en Plaza Venezuela. De allí salimos rumbo a la sede principal del Ministerio Público, tal como se había notificado a las autoridades. Allí manifestamos, en paz y sin violencia, durante más de dos horas,luego nos retiramos en paz. Los hechos violentos se presentaron después de nuestra partida y en ellos el gobierno de Nicolás Maduro está comprometido.

Por cierto, lo que más llama la atención con respecto a la narrativa de los hechos por parte del Gobierno en su acusación en mi contra es que omite por completo el hecho más relevante ocurrido ese día: el asesinato de dos ciudadanos venezolanos, Juan Montoya y Bassil Da Costa, ejecutados por funcionarios de la policía política del Gobierno. Calla también el Gobierno que desde esa fecha hasta el presente 42 venezolanos han sido asesinados en las protestas de calle, que miles fueron detenidos y sometidos a juicio y que más de un centenar están todavía privados de libertad por ejercer su derecho constitucional a protestar*.

En mi caso, nada tengo que rectificar a lo dicho y hecho. Si es un delito denunciar la corrupción, la ineficiencia, la pérdida de libertades y la vocación antidemocrática de quienes gobiernan, asumo mi responsabilidad. Asimismo me declaro responsable de haber convocado a la protesta, a la calle, con la intención de salir a conquistar la democracia y la libertad para todos los venezolanos.

Soy inocente de los delitos que me imputan, pero nada espero de un sistema de justicia compuesto por unos tribunales, un Ministerio Público y una Defensoría del Pueblo, altamente corrompido, secuestrado y manipulado por el gobierno de Nicolás Maduro. Soy, junto a cientos de compañeros, un preso político, un preso de conciencia.

Leopoldo López Mendoza
Cárcel de Ramo Verde.
Los Teques, Venezuela

Para información completa sobre la represión en Venezuela: http://www.accionporlalibertad.com

———————————————————————————————————————————

Para que Amnistía Internacional declare prisionero de conciencia al disidente cubano Angel Santiesteban

Angel Minit Lawton

Para firmar la petición siga el link:

https://secure.avaaz.org/es/petition/Para_que_Amnistia_Internacional_declare_prisionero_de_conciencia_al_disidente_cubano_Angel_Santiesteban/?fbss

Anuncios

2 pensamientos en “Leopoldo López y Ángel Santiesteban: dos vidas y un destino

  1. Adair Ademar Macedo Ponte

    Como un simple ciudadano del mundo mal llamado civilizado se me da por pensar que a los gobiernos americanos no les quita el sueño la situacion sociopolitica de Cuba y Venezuela.La mayoria de los habitantes de estos paises se caracterizan por ser solidarios con hechos puntuales que provocan la alegria y el regocijo,no somos solidarios en el dolor y el desarraigo.Los americanos son exitistas y triunfalistas,veneran a tiranos y dictadores,ignoran y ningunean a los perdedores.El entorno de los tiranos es fastuoso,el de los vencidos es sombrio.No me extraña entonces que por estas latitudes del sur no se escuchen voces que denuncien tales atrocidades,despues de todo a la gente le gusta veranear en Cuba y gozar en Isla Margarita y que los gritos y los lamentos que suben de las mazmorras se los lleve el viento.Cuba ha sabido a traves del tiempo hacerle creer al mundo que el bloqueo economico es la unica causa de su deterioro y estancamiento economico.Se han cuidado muy bien de no mencionar jamas los errores y horrores de la conduccion politica y economica.Como siempre lo mas facil en la vida es buscar justificativos y chivos expiatorios.El paraiso puede llegar a ser un lugar no muy agradable sobre todo cuando hay mucha gente que piensa y dice que vive en el infierno.Vivo en Uruguay y debo decir que no he escuchado a ningun jerarca del gobierno pedir por la liberacion de Leopoldo Lopez.Las razones son obvias,Venezuela le ha regalado mucho dinero a Uruguay y petroleo e inclusive un pozo que a futuro sera explotado por Uruguay para beneficio de Uruguay.Bueno con semejantes regalos es muy dificil criticar a Maduro aunque este mañana tenga que encarcelar a su madre.Uruguay apoya a Cuba y a Venezuela no talvez por conviccion politica si por conveniencia economica.Vivimos en un mundo de hipocresias,en la prensa decimos una cosa y en casa decimos otra.El poder,el oropel,el perfume de la gloria,hacen que los gobernantes se olviden del mundo real,hacen que sus narices no sientan el hedor a podredumbre que sube de las cloacas de la injusticia.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s