Soy feliz

Habana, 30 de diciembre de 2014

Estimados internautas, blogueros, colegas, amigos y cubanos dispersos por el mundo:

Escribirles siempre es una aventura. La constante vigilancia arrecia, pero quizás eso permita profundizar el deseo de comunicación con el exterior y hacerlo significa un sabor inconfundible. Después de que las tensiones merman y saber que todo ha salido bien, se recibe el premio de burlar la dictadura. Como escritor, sería capaz de describir mi propio fusilamiento, y lo haría con gusto, porque –además de disfrutarlo– es una hermosa obligación que nace desde la profundidad del ser.

Tengo aliados –por ahora solo puedo nombrar a los más cercanos– algunos gatos salvajes que no permiten que nadie se les acerque salvo yo que les he dedicado gran amor. Lentamente me fueron aceptando hasta ganar sus confianzas. Ellos se mantienen cerca de mí, y mientras escribo  me rodean, escucho sus ronroneos, admiro el juego de los más pequeños y la ternura de sus madres cuando los bañan o los amamantan. Apenas alguien se acerca, ellos se alertan transmitiéndome la posibilidad de peligro, por lo que escondo lo que estoy escribiendo.

George Logan  Sony World Photography Awards

Antes eran doce, luego bajaron a nueve. A los militares le molesta la fidelidad que me dedican y la manera descortés con que se ahuyentan apenas los guardias asoman sus uniformes. Quizás esperan que salgan a la costa a buscar restos que abandonan los pescadores en la orilla y allí los ajusticien, porque ahora solo me quedan dos que –al cerrarle el hueco por donde salían– se mantienen dentro de los muros que me roban la libertad. Por ahora esos gatos son pequeños, no podrán soltarlos. Ironía de la vida, pues deben agradecerles sus vidas al encierro.

He querido compartir ese pasaje diario de mi vida con ustedes para que imaginen lo feliz que soy cuando los alimento o los acaricio. Los defiendo y protejo como a mis hijos, amigos, compatriotas y sueños de libertad que  –luego casi de dos años de encarcelamiento– han crecido en intensidad necesaria, en oxigenación de existencia.

A mi manera, soy feliz porque estoy en el lugar de los castigados por pensar diferente, por tener la altura y la inclinación de mi letra incompatible con el régimen totalitario, para honor mío.

Agradecerle a cada persona que ha gritado por la libertad de Cuba, me incluya o no, porque lograr el cese de la dinastía de la familia Castro lo siento por encima de mi persona, y todo aquel que le dedique esfuerzos obtiene mis respeto, admiración y es mi compañero de lucha.

Que todos tengan un próspero 2015, y que los anhelos mutuos por una democracia ilumine nuestro archipiélago.

firma 3

Ángel Santiesteban-Prats

Diciembre de 2014. Prisión Unidad de Guardafronteras Jaimanitas, La Habana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s