Archivo de la etiqueta: beneficios

Diario en la cárcel L. Botas imposibles de limpiar

cárcel cuba

Por el pasillo central de la prisión, un preso anda con su cajita de limpiabotas para lustrar los zapatos de los militares. Ellos ponen sus botas, como gesto de prepotencia, sobre la cajita del preso, que de inmediato comienza a untar una tinta y un betún, que le proporciona la familia. Los militares no pagan el trabajo y a los presos no les es permitido ni pagando. Le pregunté al limpiabotas por qué lo hacía,  qué ganaba con ello, y quedó mirándome serio. Sigue leyendo

El tren de las generaciones

Me sorprende el asombro que expresan algunos intelectuales de que esté atravesando un proceso jurídico amañado por la Seguridad del Estado, ¿acaso pensaron que decir las verdades en el rostro de la dictadura, además desde el interior de la isla, iba a pasar inadvertido? No creo que existan cubanos con tanta ingenuidad ni tampoco con tan mala memoria. Sigue leyendo

Kcho: clamar por la esclavitud es contrario a la ética del artista

El pintor Alexis Leyva (Kcho), ha declarado ante una sesión del “Parlamento de la Asamblea del Poder Popular”, de la cual forma parte como “diputado”, que “los artistas deberían trabajar gratuita y voluntariamente para el pueblo sin recibir ningún beneficio tributario”, y que, en general, el Estado debería cobrarle el 100 % de impuestos a los ciudadanos laboralmente activos, incluyendo incluso a aquellos que no trabajan, puesto que, según él, como aseguró el pasado febrero, donde llegó a considerar en una reunión con artistas intelectuales, que “todo lo que somos los cubanos emana de la obra de Fidel Castro”. Esto podría entenderse, en su particular caso, sabiendo que Kcho, en su edad escolar -la que abandonara a temprana edad- proviene de una Escuela de Educación Especial de Gerona, dedicada a la enseñanza de niños con dificultad en el aprendizaje. Aún recordamos aquel documental sobre su obra, al cual hubo que ponerle subtítulos para que se entendiera lo que el “artista” decía, el que ahora, gracias al oficio de logopedas, puede ser comprendido, al menos en la intención. Sigue leyendo