Archivo de la etiqueta: contubernio con la dictadura

#PapaEnCuba Papa Francisco, tuyo es el reino

Francisco con Raúl y Ortega

Su Santidad Francisco,

Desde su llegada a La Habana muchos hablan de su vocación de fe profunda por los pobres. Por lo que en este archipiélago caribeño encontrará su reino de necesitados. Sigue leyendo

Anuncios

La Iglesia que es ajena a la realidad

Oscar Arnulfo Romero-

Foto cortesía Radio Onu

La beatificación del Padre Arnulfo Romero es para El Salvador, América Latina y el mundo, el espejo donde deben mirarse y reflejarse los pastores de Dios, para acompañar las necesidades espirituales y materiales de sus ovejas, que no significa otra cosa que permanecer al lado del anhelo y sufrimiento de su pueblo, como parte intrínseca de la Iglesia. Sigue leyendo

Hitler, Stalin y Fidel

fidel  con presidente chino

Como en un viejo museo histórico del horror de la Revolución cubana, se guarda la visita de los gobernantes más poderosos al cubil de Fidel Castro. Es como visitar una momia viviente, capaz aún de continuar dañando a los que no coincidan con sus designios. Han optado por las fotos porque las muecas y manías propias de la edad les avergüenza que sean vistas por el resto del mundo. Sigue leyendo

Evo Morales, el disidente que fue abusado

Evo Morales en los primeros tiempos

El presidente boliviano, en la Cumbre de las Américas, relató ante los periodistas las detenciones, humillaciones y violaciones de los derechos humanos que sufrió en su momento de opositor al oficialismo en su país, a partir de que comenzara su activismo en los movimientos sindicales, allá por 1988. Es entonces inaudito que ese mismo ser humano, estadista y político, que confiesa los sufrimientos que le inflingieron los regímenes extremistas de su tiempo, sea quien hoy defienda la dictadura de los hermanos Castro, que comete las mismas violaciones de los derechos humanos contra la oposición cubana. Sigue leyendo

Cardenal Ortega: Usted es un prisionero de conciencia

RAUL CASTRO CARDENAL ORTEGAPero no es Usted de esos dignos hombres que cumplen prisión en Cuba por alzar su voz contra los desmanes del dictador. Es Usted prisionero de conciencia, porque su conciencia no es libre; es esclava de los designios que Raúl Castro le ha impuesto con negociaciones turbias incluso a instituciones como la Iglesia, que debería velar por sus ovejas, como hiciera Jesús, y no ser cómplice de una dictadura que atenta contra todo lo establecido por ese Dios que Usted dice representar en Cuba. Su alma fue secuestrada por su cobardía ante las presiones de la dictadura y desde entonces vive prisionero de esa doble moral que esgrimen cada día quienes viven del dolor del pueblo cubano y de la destrucción económica, social y ética de una nación como Cuba. Sigue leyendo

La hermosura de la vida

En mi última visita, el pasado 6 de febrero, tuve la inmensa alegría de recibir a mis hijos, amigos, la madre de mi hija que nunca me falla, y al escritor Nelton Pérez (aquel que tiene más talento que miedo). Y me visitó uno de los más inmensos poetas vivos del archipiélago cubano, Rafael Alcides, que acumula en su curriculum humano –además– ser el artista más consecuente con sus sentimientos y la manera de entender la vida.

rafael alcides angel santiestebanEl “delito” de este don Rafael (no del Junco sino Alcides), ha sido lo contrario al personaje de Félix B. Caignet, que sí habla, dice lo que le preocupa a través de su arte y su voz ciudadana, por lo que el séquito de artistas del gobierno, lo marginó de toda actividad cultural oficialista, y sus libros impresos en el extranjero se decomisan apenas hacen entrada en la aduanas de Cuba, quebranto para el poeta que, entre otros, lo hizo decidir pedir la renuncia a la UNEAC y devolverles la medalla por los 50 años de la Institución y ser él uno de sus iniciadores. Sigue leyendo

Lección magistral del poeta Rafael Alcides

Apoyo a Rafael Alcides*

Cuando ingresé a prisión el 28 de febrero de 2013, lo primero que hice, una vez depositado en la barraca de Valle Grande, fue redactar una carta renunciando a la UNEAC. Sigue leyendo