Archivo de la etiqueta: contubernio entre dictaduras

Hitler, Stalin y Fidel

fidel  con presidente chino

Como en un viejo museo histórico del horror de la Revolución cubana, se guarda la visita de los gobernantes más poderosos al cubil de Fidel Castro. Es como visitar una momia viviente, capaz aún de continuar dañando a los que no coincidan con sus designios. Han optado por las fotos porque las muecas y manías propias de la edad les avergüenza que sean vistas por el resto del mundo. Sigue leyendo

Leopoldo López y Ángel Santiesteban: dos vidas y un destino

Angel Santiesteban Leopoldo López presos politicos Cuba Venezuela

Si nos paramos a observar por un instante a Leopoldo López y a Ángel Santiesteban-Prats, vemos dos tipos físicos muy diferentes. Uno muy delgado, el otro robusto. Uno es político, el otro escritor. Uno es venezolano, otro cubano; ambos son padres de una niña y un niño. Ambos comparten el mismo don: un gran carisma acompañado de una enorme generosidad, y el deseo de cambiar la dura realidad de sus países: Leopoldo, desde su activa participación en la vida política, y Ángel, a través de su opinión ciudadana mediante sus libros y escritos, con el filo de la palabra verdad. Más allá de las similitudes y diferencias, paracen cortados por la misma tijera. Cuesta encontrar hombres con tal temple para atreverse a decirle a ambos dictadores -cubano y venezolano- las cosas por su nombre y directamente, sin eufemismos. Ángel y Leopoldo lo hicieron y lo hacen. Por eso, ambos comparten –también- la terrible situación de ser presos políticos de esos regímenes emparentados por la codicia y la maldad de sus gobernantes. Sigue leyendo

El arte de mentir

Mientras Fidel Castro daba su discurso en Brasil, participando en la Cumbre Iboeroamericana, que versaba sobre las gestiones de los presidentes para salvar la ecología, en ese mismo momento, cortaban, arrasaban con el último pulmón de La Habana: Monte Barreto, para construir varios hoteles, pero lo más cínico era que cerca, habían áreas disponibles, deshabitadas.

Mientras los tanques aplastaban a los estudiantes en la Plaza Tiananmen, en La Habana recibían una delegación china y se condecoraba a un alto dirigente Sigue leyendo