Archivo de la etiqueta: presos comunes

Matar el tiempo (II)

El preso común que pernocta cerca de mí, me comenta sobre su tío bueno, el enfermo mental que lo llevaba a pasear a la playa los domingos, o todos los días de las vacaciones escolares.

matar el tiempoEl compañero de celda me habla de la peor parte, según el punto de vista que se mire, pues tenía otro tío malo; Sigue leyendo

Matar el tiempo (I)

Un preso común me comentaba sobre su infancia feliz, y me describía los pasajes que con más nitidez le calaron en la memoria.

atardecer en el marSu padre se fue a Miami apenas él había nacido, y luego, su madre se volvió a casar con un hombre que no lo aceptaba en su casa, por lo que su mamá tuvo que dejarlo con su abuela y un tío bueno con problema mental. Sigue leyendo

Mano de obra esclava en las prisiones cubanas

esclavitudLos gobernantes de la dictadura pudieran ser condenados por tantas violaciones a los derechos humanos como derechos existan. Sigue leyendo

Los nuevos Robin Hood I

En una visita a Francia me dijeron que era un pésimo cubano porque soy abstemio, no fumo, no bailo absolutamente nada, ni siquiera tomo café, solo como frutas; desde entonces he supuesto que me debe resultar más complicado entender a los demás.

Hace unos meses escribí un post donde podía entenderse que justificaba a los presos, porque contaba que, según ellos, la vida en libertad era sumamente difícil, pues en los pases, en sus casas, tenían que enfrentar la descarnada realidad, y en algunos comentarios, o quizá en uno solo, comentaba, con todo derecho, que el delito no tiene justificación, lo cual reafirmo, por supuesto. Eso conllevaría a sancionar a Robin Hood, pues cometía fechorías, robaba a los ricos para entregarlo a los pobres. Sigue leyendo

S.O.S. Los militares se asfixian

entrada al campo de concentración

Un arriesgado recluso me ha revelado la intención de los militares de alto rango de enemistarlos conmigo; para lograrlo les quitaron un pase, lo más sagrado para ellos, luego les han rebajado, aún más, la precaria alimentación. Sigue leyendo

“Lógica” castrista: tapar una injusticia haciéndola mayor

Ni justos ni pecadores

El asentamiento donde me encuentro recluido es un gran ejemplo del trabajo esclavo de la dictadura de los hermanos Castro. Sigue leyendo

Navidad en Cuba: un “paraíso” con muchos esclavos

Presos esclavizados

Los reclusos de las prisiones cubanas, han trabajado en la condición de esclavos que son, el 25 de diciembre. Sigue leyendo

Diario en la cárcel LI. Sancionados sin delitos, esclavos de la Revolución

amenazas de fidel-tile

“Estoy sancionado sin que me demostraran que cometí un delito”. Esa frase es la más común entre los presos que se me acercan. Desconfiado, solo después de leer la petición fiscal y la sanción del tribunal, les creo. Para una sanción no es necesaria prueba alguna, esa es la razón por la que los procesos son tan endebles,  solo miden tu comportamiento político social, y de ahí, hacen la valoración final, y como los poderes en Cuba no están divididos y todos se deben al régimen totalitario,  solo responden a la orden de sacar de las calles a los que no aporten confianza y apoyo incondicional a la dictadura, sean delincuentes o no, con pruebas o no. Sigue leyendo

Diario en la cárcel L. Botas imposibles de limpiar

cárcel cuba

Por el pasillo central de la prisión, un preso anda con su cajita de limpiabotas para lustrar los zapatos de los militares. Ellos ponen sus botas, como gesto de prepotencia, sobre la cajita del preso, que de inmediato comienza a untar una tinta y un betún, que le proporciona la familia. Los militares no pagan el trabajo y a los presos no les es permitido ni pagando. Le pregunté al limpiabotas por qué lo hacía,  qué ganaba con ello, y quedó mirándome serio. Sigue leyendo

Diario en la cárcel XLVIII. Política raulista: escuelas convertidas en cárceles

Uno de los grandes alardes de los que tomaron el poder en 1959, fue haber convertido los cuarteles militares en escuelas; hoy, esas escuelas se convierten en centros penitenciarios. Sigue leyendo