Archivo de la etiqueta: Cuba

#CUBA Admitida en la CIDH denuncia por violación de DDHH de Ángel Santiesteban

La denuncia  por la violación de los de Derechos Humanos de Ángel Santiesteban Prats ha sido admitida en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos  (CIDH),  que ha dado a la dictadura castrista un plazo de tres meses  para responder por las mismas.

La Editora

 

admitida en CIDH denuncia a favor de Santiesteban

A mayor acercamiento de Estados Unidos, mayor represión.

Lamberto Hernandez Plana  raul castro en panama  Obama con habano

La dictadura ya prepara por todo lo alto el recibimiento al Presidente Barack Obama. Algunos dicen que como él merece; otros, que como se lo ha ganado. Lo cierto es que, luego de advertirles a los disidentes que les pesará si ejercen algún acto de oposición pacífica en los tres días de estancia del mandatario estadounidense, han comenzado las represalias desde las mismas cárceles.

El 16 de este mes fueron trasladados Lamberto Hernández Planas y Mario Alberto Hernández Leyva desde la prisión de Valle Grande al edificio I del Combinado del Este, Cuarto piso. Ala norte, en la compañía 16, donde solo encierran a homosexuales y asesinos, quienes los han amenazado con pincharlos y hacerlos dormir en el piso si no hacían lo que los militares les exigen, como vestirse con la ropa de preso y desistir de cualquier negativa a tomar alimentos. Pese a esas amenazas, Lamberto y Mario Alberto, en protesta, se han declarado en huelga de hambre indefinida. La mayoría de los presos políticos se han sumado al “plantón” para denunciar las violaciones de sus derechos, que se han acrecentado con la visita del mandatario estadounidense.

Les rogamos a los organismos internacionales y a los países democráticos que se pronuncien y llamen a la cordura a quienes nos gobiernan a porrazos y violan descaradamente los derechos ciudadanos más elementales recogidos por la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU. Sólo así la visita del presidente Obama no será un espaldarazo a la dictadura castrista y se demostraría, de una vez por todas, que no puede existir diálogo con quienes no muestran la más mínima consideración con las libertades básicas del pueblo cubano.

Pero lo que ocurre en las cárceles cubanas en estos mismos instantes es solo es un adelanto de lo que prepara el régimen contra aquellos que osen desafiarlo, porque la represión es el único trato que tienen los dictadores para quienes disienten de sus imposiciones. Tampoco cuesta imaginar cuál será la actitud y proceder de la dictadura y sus tropas represoras hacia las Damas de Blanco, el Foro por los Derechos y Libertades, y el resto de los movimientos que se agrupan en diversas tendencias políticas, pero que coinciden y aúnan sus esfuerzos por una pronta democratización del país.

Sabemos que mantendrán encarcelados a gran parte de los quieran reclamar sus derechos, a los que necesitan exponer sus puntos de vista y sus ideales, a quienes luchan por detener el daño que la dictadura pretende seguir haciendo a la institución de la sociedad civil. A todos ellos les dedicarán brutales golpizas, serán maltratados, humillados, vejados, y todo ante el silencio de muchos que no tienen la dignidad de levantar sus voces porque dicen, creen, que “no es su problema”, o de la pasividad cómplice de otros muchos que se esconden detrás del estatus de emigrantes “económicos”, como si no fuera la mala administración de los comunistas la que les ha obligado a irse de su país, donde nos hemos quedado prácticamente sin una generación de jóvenes, que han escapado a cualquier lugar donde imaginen que pueden cultivar sus sueños.

Todos los cubanos estamos comprometidos con nuestra realidad, y juntos estamos convocados a cambiar y mejorar el presente. Es responsabilidad de cada cubano hacer frente a las injusticias que la dictadura comete contra aquellos que han tenido el decoro que muchos hombres no tienen, parafraseando a José Martí. Hacer silencio, girar la mirada y fingir no ver ni sentir en carne propia el dolor de sus hermanos, lo convierte en cómplice de la dictadura, y lo descubre como un cobarde.

Cualquier abuso cometido contra otro ser indefenso es ejercido contra todos y cada uno de los que integramos esta humanidad.

Ángel Santiesteban-Prats

Habana, Marzo de 2016, “libertad” condicional.

 

 

Mejor correr riesgo que callarse

Correspondencia Toine Heijmans y Ángel Santiesteban-Prats

El reconocido escritor y periodista holandés, Toine Heijmans, columnista habitual del periódico nacional holandés “De Volkskrant” y quien apadrinó a Ángel Santiesteban durante su presidio político, publicó la correspondencia que han mantenido durante esos dos años y medio. Le ha dedicado 4 páginas en el prestigioso medio.

Reproducimos aquí las fotos de la versión impresa.

La Editora 

 

correspondencia entre Toine Heijmans y Ángel Santiesteban Prats I           correspondencia entre Toine Heijmans y Ángel Santiesteban Prats IV           correspondencia entre Toine Heijmans y Ángel Santiesteban Prats III           correspondencia entre Toine Heijmans y Ángel Santiesteban Prats II

Cómo perder amigos

 

señuelo elisa tabakman

Por estos días estoy inmerso en la culminación de mi próxima novela que debo entregar en febrero para su posible publicación; para ello, he debido dedicar los dos últimos meses, de manera infatigable, al mejoramiento de esa prosa nacida al calor y la emoción de la creación más reciente. Apenas he tenido tiempo para el esparcimiento cultural, reprimiendo –ahora que me es posible– asistir al teatro, cine, ballet, entre otros espacios de mi consumo personal, luego de haberlo añorados por dos años y medio, porque la dictadura, que considera peligroso el pensar diferente, especialmente si se trata de un artista, decidió enviarme a la cárcel.

Es indiscutible –y de eso se trata este post– que no he podido visitar y asumir las exigencias de algunos amigos, hermanos masones y activistas políticos que quisieran verme con más frecuencia.

El rigor con que me aplico a la escritura es de total entrega, al punto que a veces me quejo del tiempo que ocupo en el sueño y que debiera sumar a esta revisión final; sin embargo, algunas de esas importantes personas para mi afecto, se mortifican por mi ausencia, considerándome alejado de sus devociones.

De la misma manera, he recibido por correo electrónico quejas de otros amigos, exigiendo más calor para con ellos, lo que considero un orgullo personal; pero no les miento si les confieso y les explico que cuando escribo cuentos, por lo general, son creados por un aliento, un golpe de cincel que los esculpe con el mínimo de estacazos; no así cuando se trata de novelas: entonces ese aliento se convierte en estado perenne mientras dura su realización. Vivo poseído durante meses; un éxtasis me mantiene transportado al tiempo real de la trama en cuestión. Es la manera más efectiva, en mi caso particular, para avanzar y dominar a los personajes y sus conflictos.

Es cierto que a este ritmo temo quedar sin amigos y sin vida social, y me cuestiono si obro bien o mal permaneciendo aislado, como expulsado del mundo real, entregado al oficio de la escritura. ¿Pero qué otra calidad de vida podría asumir si es la única manera que conozco de sentirme útil, de respirar en paz, de aportar a ellos mismos, mis queridos amigos, hermanos masones y de lucha, a través de mis textos, ese pensamiento de justicia y nobleza para la sociedad donde confluimos? Escribo para mi tiempo, y en ellos convergen mis espacios de lucha y anhelos: amistad, fraternidad y unidad en el activismo político.

Aunque parezca ausente, estoy, a través de la literatura, muy cerca de cada uno de ustedes y de la problemática nacional que intento reflejar en mis libros.   Y muy pronto –entre esta escritura y la próxima– apareceré  para recibir sus abrazos con el mismo celo con que les profeso y guardo su amistad, para entonces festejar juntos un nuevo nacimiento de ese hijo literario que traigo al mundo, para aportar humildemente a la cultura nacional, a nuestra lucha y sueños compartidos.

Pero Dios me hace bajar la cabeza y regresar todos los días para pedir por todos ustedes, porque si no los tuviera, entonces, ¿para qué mi literatura?, ¿para quién escribiría?

Le deseo una Navidad feliz, aunque seamos conscientes de que no será como la deseamos mientras exista la dictadura.

Los abrazo intensamente.

firma-3

Ángel Santiesteban-Prats

Habana, diciembre de 2015, “libertad” condicional.

 

#Cuba Más artistas “contrarrevolucionarios” se pronuncian por sus libertades III

Para culminar con mi impresión personal sobre la Asamblea del G-20 en la sala “Fresa y Chocolate” del pasado 28 de noviembre, debo reconocer la solidaridad y apoyo de los cineastas para con su colega Juan Carlos Cremata, quienes a través de escritos, como el de Enrique Colina entre otros, mostraron su disgusto y rechazo con la arremetida que el Estado asestó sobre el artista, coartándole su pensamiento y su obra. Sigue leyendo

#Cuba Los cubanos festejan el 17 de diciembre. ¿O lo lloran?

devoto de san Lazaro

Para los cubanos –hasta donde nos alcanza la memoria y la historia aprendida– el 17 de diciembre es un día sagrado en el que san Lázaro convoca a sus devotos al santuario de El Rincón, en las afueras de La Habana, para hacer promesas, agradecer favores recibidos o pedir salud para el próximo año.

El general sin batalla Raúl Castro y el presidente Barak Obama, decidieron hacer pública la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos de América –tras sellar el acuerdo con el intercambio de rehenes, tres espías del grupo de Los Cinco que quedaban en prisión, por un rehén norteamericano acusado de espiar para el país del norte, Alan Gross, y un agente de la inteligencia cubana acusado de traición– en fecha tan señalada para los cubanos Sigue leyendo

Más artistas “contrarrevolucionarios” se pronuncian por sus libertades (II)

Última hora: reacciona el gobierno

En medio de la Asamblea del G-20 (como se han hecho llamar un grupo de veinte realizadores del séptimo arte), mientras los cineastas debatían la necesidad de que sea aprobada la Ley de Cine y continuaban denunciando la mano peluda de la censura con Abel Prieto como su artífice visible –como recientemente contra Juan Carlos Cremata– un grito alertó que la Seguridad del Estado intentaba expulsar a uno de los presentes. Se trataba de Eliécer Ávila, quien asistía como público hasta que fue descubierto por un agente del régimen. Sigue leyendo