Archivo de la categoría: Post (2008-9)

Zelaya o Celaje

Según el diccionario, lo recoge como “fantasmagoría de figura humana” “cielo cubierto de nubes sutiles y coloridas”, “indicio”, “asomo”. En principio estoy contra todo ejercicio de la fuerza. De imposiciones. Y para ser sincero, creo que los cubanos conocíamos poco del depuesto presidente hondureño hasta que lo expulsaron de su país. Por no simpatizar con ninguno de los lados, me surgió la necesidad de escribir lo que pienso al respecto. Sigue leyendo

Carneros al redil

El silencio es la música que siempre acompaña estos conciertos de totalitarismo. Es como si “papá” indagara por el comportamiento del menor: ¿qué ha hecho mal el nene? Y después de escuchar, impone una sanción de tres días sin el tete. O no habrá horario de aventura por una semana. Sigue leyendo

El muchacho se reafirma

El post que subí al blog de la revista Encuentro sobre la presencia de escritores cubanos en la pasada Feria del Libro celebrada en ciudad de Mazatlán, México, ha generado una cola de correos que comienza a circular por la red de cubarte. Aquí les dejo un resumen de dicha correspondencia. Sigue leyendo

Travesuras de los niños malos

Recuerdo que en mi época de estudiante, en aquel campismo, cada día era un reto por conquistar o mantener una novia. Tomarlas de la mano era el mayor orgullo que podíamos sentir.

Una noche en el río, desatamos las cuerdas que sujetaban una lancha para dejarla a la deriva. Sigue leyendo

Sueños

sueños 2

Deseo visitar el Museo del Prado: sentarme un día completo a ver Las meninas desde distintos ángulos, El jardín de las delicias, vestir en mi mente a la Maja desnuda; la ciudad de Toledo, su iglesia centenaria, El entierro del Conde de Orgaz; la casa del Greco, su San Pedro llorando; esperar la caída del sol en Playitas, evocar aquella noche, el sonido de los remos avisando la llegada, imaginar sus rostros tensos, cansados y con frío; luego ir hasta el monumento en Dos Ríos, que no será más bello que el túmulo de piedra que le hiciera Máximo Gómez en el primer aniversario de su muerte; Sigue leyendo

Socialismo a la cubana II

Desde la caída del muro de Berlín, nuestra generación de los hijos que nadie quiso, con decisión comenzó a desconfiar de todo lo que parecía ser y no fue. Cada palabra nos resulta falsa: el Lenin que nos enseñaron a amar es un proyecto fallido para la humanidad y ultrajan y derriban sus monumentos; nos educaron con el respeto a Stalin, por haber salvado el socialismo en la Segunda Guerra Mundial; lo que no dijeron es que fue otro gran asesino, que le construyó campos de concentración a su propio pueblo, y junto a Hitler se repartió Polonia Sigue leyendo

Socialismo a la cubana I

El socialismo a la cubana no puede evitar que las neuronas se oxiden por la maldita monotonía de hacer diariamente una tarea cualquiera que no te reporte nada nuevo en meses, quizá en años –me dice un estudiante universitario–. El tedio es como un himno que nos despierta cada mañana y lo arrastramos por el resto del día hasta la hora de dormir, Sigue leyendo